PANEL DE AUTOR - Ingrese buscando su libro en la Librería Online
Menú
Logo Dunken Stand en la Feria del Libro
Siempre al servicio del autor
Buscador Publicar mi libro
ISBN: 978-9877636925
EDITORIAL DUNKEN
COLOFÓN: 2018-09-24
104 páginas
Histórica

Próximamente...
Sinopsis

    Una inquebrantable voluntad de progreso y el rechazo al destino de resignación de sus antepasados labradores impulsaron al adolescente Manuel Iglesias a tomar la decisión de abandonar su tierra natal. Una joven y promisoria Argentina lo esperaba allende el mar. Sin más referencias que la de un paisano radicado en San Martín, un ignoto pueblo alejado unos kilómetros de la pujante ciudad-puerto de Buenos Aires, Manuel partió para siempre de Villa de Cruces, en Galicia, España. Al destino incierto contrapuso una fuerza que lo estimulaba a dejar atrás el escenario de pobreza, hambrunas y enfermedades que acechaban a su pueblo.
    Si el siglo XIX fue el de la máquina y la producción, el siguiente fue el del motor y la movilidad. Y Manuel lo sabía. Seducido por la velocidad que acortaba distancias y reducía tiempos, tomó contacto con la industria ferroviaria, la más avanzada expresión aplicada al transporte de la época. El rápido aprendizaje del oficio mecánico fue enriquecido con la lectura de publicaciones técnicas que saciaban su curiosidad y completaban su formación.
    Iglesias fue carpintero y obrero ferroviario, un hombre de trabajo fascinado por el transporte. Sin dinero para adquirir un automóvil importado, encaró el diseño y construcción de su propio vehículo. Con más ingenio que medios, con más creatividad que recursos, Don Manuel completó la obra en cuatro años. Fue una gesta épica y personal, un desafío tecnológico sin intención industrialista o comercial.
    Un domingo de 1907, el “mataperros” salió a rodar por primera vez por las polvorientas calles de una apacible Campana. Un hito marcaba uno de los extremos de la extensa línea de tiempo de la construcción de autos en Argentina. 
    Don Manuel apenas alcanzó a vislumbrar la importancia de su obra cuando las autoridades del Museo del Transporte de Luján le ofrecieron exhibirla como parte de su colección. Con humildad, rechazó el ofrecimiento al considerar que su creación no acreditaba los méritos suficientes. Pero se equivocaba. El merecido reconocimiento llegaría tardíamente, sin su presencia. 
    Dos monumentos y dos calles, en ambos lados del Atlántico, un museo en la ciudad de Campana y una ley de la provincia de Buenos Aires perpetúan el nombre y la obra de Manuel Iglesias. Pero faltaba un libro que le pusiera letra a la vida de este pionero del automóvil argentino. Su nieto, Juan Carlos, vino a saldar esa deuda con la historia de su abuelo, a quien apenas llegó a conocer. Con valiosa información hurgada en archivos familiares y de instituciones a las que perteneció su padre, Juan Carlos reconstruye meticulosamente los pasos de Don Manuel, desde su partida de la empobrecida Galicia hasta la construcción del auto que le daría trascendencia histórica; y desde la construcción del auto hasta su reconocimiento como el primero hecho íntegramente en Argentina.
    Una emotiva historia de vida mediatizada por un auto que une dos pueblos y dos países y que atraviesa tres generaciones.
    Gustavo Feder
    Editor de Autohistoria

 

 

 

 

 





COMENTARIOS SOBRE EL TÍTULO (por favor, no realizar consultas por este medio)